Bitcoin haría con los bancos lo que Netflix hizo con Blockbuster… ¿y ahora?


Hechos clave:
  • Satoshi Nakamoto pensó a Bitcoin como “un sistema de dinero en efectivo electrónico entre iguales”.

  • Algunos prevén que «bitcoin será introducido a las masas por bancos e instituciones”.

A lo largo de los 12 años de vida de bitcoin (BTC), la relación que los bancos comerciales tuvieron con la primera criptomoneda experimentó un lento pero definido cambio de rumbo. Pasó del rechazo absoluto a una creciente y progresiva aceptación y, en algunos casos, incorporación de este producto.

A causa de esto, los bitcoiners, que inicialmente anhelaban que la creación de Satoshi Nakamoto provocara la caída del sistema bancario a nivel mundial, también tuvieron que cambiar su narrativa y buscar nuevas respuestas a la pregunta «¿en qué debería convertirse bitcoin?».

Recibe +8€ por Crear tu Cuenta Recibe +8€ por Crear tu Cuenta

Atrás quedaron los días en que los banqueros protestaban contra bitcoin y reclamaban su prohibición. Incluso, el dominio del sitio web que los representaba, bankersagainstbitcoin.org, fue dado de baja por falta de interés en renovarlo. Curiosamente, alguien lo recompró recientemente mediante Namecheap, un registrador de nombres que acepta pagos en BTC.

Las noticias recientes como, por ejemplo, el anuncio del banco BBVA que incorporó el servicio de compraventa y custodia de bitcoin, eran impensadas hasta hace solo un par de años. También JP Morgan, entidad financiera que por mucho tiempo se opuso a la criptomoneda, ahora la considera una buena inversión que «podría desplazar al oro como alternativa de activo refugio».

«Bitcoin hará con los bancos lo que Netflix hizo con Blockbuster», solía decirse. Pero los banqueros, reguladores y gobiernos del mundo fueron astutos. Supieron aplicar certeramente el dicho popular «si no puedes contra ellos, úneteles». Entendieron que regular es más efectivo que prohibir, en un intento de neutralizar la fuerza de bitcoin.

Desde buena parte del sector financiero comercial, bitcoin es actualmente considerado como un activo más, despojado de toda épica revolucionaria. Algunos bancos lo empiezan a ofrecer dentro de sus productos, los asesores financieros como, por ejemplo, Kevin Grimes, recomiendan tener, aunque sea una pequeña parte del portafolio personal en bitcoin, y los inversionistas tratan de predecir si su precio subirá o bajará, para abrir o cerrar sus posiciones de trading.

«Bitcoin será introducido a las masas por bancos e instituciones», dijo el ingeniero Aníbal Santaella durante su participación en la conferencia BlockDown LATAM 2020, en noviembre pasado.

Reconocidos bitcoiners aceptan que esto está ocurriendo. En un hilo de Twitter que publicó en 2018, el desarrollador italiano Giacomo Zucco describió el cambio de paradigma por parte de los bancos y había pronosticado que, en 2020, serían las mismas instituciones financieras quienes ofrecerían bitcoin. Los ejemplos vistos demuestran que Zucco no estaba equivocado.

Los bancos dirán en 2020: «Ok, tenían razón hace 2 años. Queremos convertirnos en exchanges de bitcoin y comernos ese mercado ahora».

Giacomo Zucco, fundador de BlockchainLab, 25 de abril de 2018.

Ni Netflix ni Blockbuster, una nueva narrativa para bitcoin

¿Y los bitcoiners? ¿Qué esperan actualmente? Pocas personas se atreverían a decir que Bitcoin aniquilará al sistema bancario tradicional. En cambio, cada vez son más quienes presentan a la creación de Satoshi Nakamoto como una alternativa mejor que el oro como activo de refugio frente al dinero fíat, es decir, el que es emitido por los Estados, como el dólar o el euro.

La prensa no especializada comienza a preguntarse si Bitcoin podría sustituir al oro como reserva mundial de valor. Algunos empresarios no bitcoiners abiertamente admiten que las propiedades de la criptomoneda lo hacen más útil que el oro para esta función. Al mismo tiempo, muchos se atreven a cuestionar el reinado del dólar.

Dentro de los círculos bitcoiners, la narrativa de bitcoin como reserva de valor también se fortalece y se complementa con la convicción de que no solo es la mejor reserva de valor, sino que también es una moneda cuyas características y beneficios lo hacen mejor que el dinero estatal. Suelen mencionarse aquí su descentralización, sus características deflacionarias, su resistencia a la censura y la privacidad que otorga.

Se expande la narrativa de bitcoin como reserva de valor y como una moneda superior al dinero fíat. Fuente: MasterTux / pixabay.com

Personas en países con una economía altamente inflacionaria, como pueden ser Argentina o Venezuela, ya encontraron en bitcoin una forma de preservar su patrimonio. Bitcoin es abierto y cualquiera puede utilizarlo, incluso a pesar de las restricciones gubernamentales que en algunas jurisdicciones pudieran existir.

Basta con mirar el gráfico de la valoración de bitcoin en toda su historia y compararlo con la caída del poder de compra del dólar, una de las monedas más «duras» del mundo, para darse cuenta que el criptoactivo es, en el mediano y largo plazo, una mejor reserva de valor, tal vez la mejor que se conoce hasta el momento.

En la última década, BTC ha ganado 11.000.000% más valor frente al dólar. La emisión inorgánica de dólares por parte de la Reserva Federal y la confianza que la creación de Satoshi Nakamoto gana día a día son causas que se complementan para hacer que la criptomoneda se vuelva más fuerte.

En la actualidad, un dólar vale 2679 satoshis. Fuente: usdsat.com

Inversiones estatales en Bitcoin y sus consecuencias

La llegada de inversiones estatales a Bitcoin quizás sea el paso definitivo para que el criptoactivo destrone definitivamente al oro y a las monedas fíat más fuertes como reservas de valor dominantes.

Hoy se ven atisbos de esto que, años atrás, era impensado. Por ahora son casos aislados, como el del alcalde de Miami, que anhela poner parte de la tesorería de la ciudad en Bitcoin; o como la Bitcoin Hodl Act, propuesta que busca que el gobierno estadounidense conserve los BTC que confisca.

Por supuesto, antes de que los Estados incorporen a BTC en sus reservas de forma oficial, pueden esperarse nuevas legislaciones, regulaciones más estrictas y un mayor control sobre los movimientos en la blockchain.

Quizás, recientes avances legislativos, como el que pretende identificar a los monederos de autocustodia de los usuarios de exchanges en Estados Unidos (recientemente pausado por la administración del presidente Biden), estén preparando las bases para este nuevo escenario.

Volver a los orígenes de Bitcoin

Así como la narrativa cambió, el siguiente paso de cada bitcoiner será ver qué posición tomar frente al nuevo escenario que se vislumbra.

Una opción podría ser adaptarse a los requerimientos de la nueva normalidad. Esto posiblemente incluya aceptar que las transacciones sean registradas por algún organismo estatal, usar direcciones identificadas y cumplir requerimientos hasta ahora inexistentes (por ejemplo, ser mayor de determinada edad).

Otra opción es volver a los orígenes. Satoshi Nakamoto, en el libro blanco (whitepaper) de Bitcoin, definió a su creación como «un sistema de dinero en efectivo electrónico entre iguales» y lo pensó de tal manera que no requiere intermediarios ni autorización estatal de ningún tipo. Desde 2017, aproximadamente, problemas con la escalabilidad de la red hicieron que esta forma de uso fuera relegada a un segundo plano… hasta ahora.

Satoshi Nakamoto pensó a Bitcoin como “un sistema de dinero en efectivo electrónico entre iguales”. Fuente: geralt / pixabay.com

Soluciones de segunda capa como la red Lightning podrían llevar a que Bitcoin tome fuerza nuevamente como método de pago. Esto se complementa con desarrollos como Taproot que favorecerán la privacidad de los usuarios al reducir la cantidad de información registrada en la blockchain.

En un mundo en el que los eslabones de la cadena comercial decidieran operar con bitcoin, se haría innecesario el paso por moneda fíat al momento de gastar los BTC y la visión de Satoshi Nakamoto sería una realidad: un sistema de dinero en efectivo entre iguales.

Algunos soñarán con que estas transacciones se efectúen mayoritariamente al margen de la mirada de la ley haciendo que instituciones del sistema financiero tradicional se hagan prescindibles y, eventualmente, desaparezcan.

Soy escéptico de que una situación como tal vaya a darse. En cambio, la coexistencia de ambos mundos, es decir, del uso de bitcoin de forma regulada y también de su uso discreto, probablemente sea un escenario más realista. Después de todo, esto es exactamente lo que ocurre hoy con el dinero en efectivo y, como se ha dicho, de acuerdo con su creador, es esto lo que bitcoin está destinado a ser.


Descargo de responsabilidad: Los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no necesariamente reflejan aquellas de CriptoNoticias.


[signinlocker]



Agradecimientos
[/signinlocker]



¡Ver más de este interesante articulo!

Marketing Millonario

En Marketing Millonario puedes aprender acerca de Ideas de Negocios, Estrategias, Planes, Marcas, Redes Sociales, Email Marketing, Anuncios...
Cerrar

En MarketingMillonario.com amamos crear contenido genial y gratuito para ti :) ... pero cuesta mucho dinero hacerlo. <a href=

Por favor, considera apoyarnos mediante la <a href=