Moneda digital del banco central de Rusia: perspectivas y problemas

La digitalización activa de las grandes instituciones financieras nacionales es una tendencia notable y definitivamente positiva. Rusia es uno de los cinco líderes mundiales en la velocidad de la transición a los pagos sin efectivo, y el número de transferencias y pagos sin contacto aumenta cada año. Tal desarrollo activo requiere cambios en la legislación, e inevitablemente, muchos especialistas y representantes de la esfera financiera se vuelven hacia el tema de la criptomoneda y su lugar en el mundo financiero moderno.

En este asunto, la política del Banco de Rusia se centra principalmente en desestigmatizar el discurso que rodea a las criptomonedas. El banco central nacional no considera adecuado definir la criptomoneda como propiedad a nivel de derecho civil, pero permite considerarla como propiedad en relación con ciertas leyes, incluida la ley anticorrupción.

Relacionado: Rusia lidera la iniciativa multinacional de monedas estables

La criptomoneda tiene la reputación de ser un medio de lavado de dinero criminal y tiene un impacto negativo en la estabilidad de los sistemas financieros. Según el banco central, existen razones para fortalecer el control sobre las transacciones monetarias y aumentar su transparencia y, lo que es más importante, está el ímpetu para desarrollar una alternativa como el rublo digital. Será una moneda digital, cuya implementación ya se ha llevado a cabo con éxito en varias regiones de China por el Banco Popular de China, y varios otros países se encuentran en la etapa de prueba.

Relacionado: Rusia actualiza sus leyes para las criptomonedas

Recibe +8€ por Crear tu Cuenta Recibe +8€ por Crear tu Cuenta

¿Qué cambio traerá el rublo digital?

En primer lugar, aumentará la accesibilidad y reducirá el costo de los servicios de pago. Esta es una preocupación para muchos bancos, ya que puede dar lugar a una salida de clientes. El temor es que los monederos electrónicos convenientes y más baratos del banco central podrían volverse más favorables para las aplicaciones que utilizan actualmente.

La criptomoneda, a diferencia del rublo digital, no satisface los intereses de los reguladores monetarios y del sistema fiscal y no involucra a una persona obligada centralizada. Sin embargo, hoy en día, el sistema de pago de Rusia ya está bastante desarrollado: las transferencias instantáneas están disponibles para los usuarios junto con códigos QR, pagos sin contacto e interfaces de aplicaciones bancarias convenientes. Por lo tanto, el atractivo de la transición al rublo digital para los consumidores está lejos de ser obvio. Las instituciones bancarias no están interesadas en poner a disposición del público información sobre las cuentas de los clientes y sus transacciones. La implementación del rublo digital conducirá a que el único propietario de la base de datos sea el banco central.

Además, el rublo digital se puede designar como un tipo de dinero separado, que tiene las ventajas del dinero digital (moneda electrónica) y del dinero fiduciario, que tiene características definidas individualmente, por analogía con la serie y el número del billete. Los defensores enfatizan que, a largo plazo, esto conducirá a la erradicación completa de la economía sumergida y la imposibilidad de cualquier lavado de dinero, ya que cualquier etapa de una transacción de moneda digital puede rastrearse fácilmente.

Implementación técnica

¿Qué mecanismos de implementación técnica del rublo digital ofrece el banco central ruso? Considera tres opciones: registros distribuidos descentralizados, una base de datos centralizada y una opción híbrida que involucra una combinación de la primera y la segunda.

El uso de registros distribuidos y una variante híbrida puede garantizar un mayor nivel de seguridad en las transacciones, lo que los partidarios del rublo digital proclaman como una ventaja. Las desventajas de estas opciones son un rendimiento relativamente bajo en comparación con la segunda opción y la falta de una implementación generalmente aceptada de la contabilidad y otras normas de presentación de informes.

La opción de registro centralizado gana en su capacidad para manejar cargas elevadas, pero pierde debido a su vulnerabilidad. Esto también significa que todos los datos del usuario se almacenan en un solo lugar y el acceso a ellos está totalmente bajo el control del banco central. La mayoría de las instituciones bancarias comerciales utilizan actualmente un sistema de almacenamiento de este tipo y no otorga al banco central una ventaja sobre ellas. Hackear una base de datos con almacenamiento centralizado es más fácil que obtener acceso a las claves de un sistema basado en blockchain. Entonces, cualquier base de datos centralizada es a priori más vulnerable a los ciberdelincuentes.

Si el banco central opta por registros distribuidos descentralizados y contratos inteligentes durante la fase de lanzamiento, la velocidad de las transacciones se verá afectada, señala el banco central en su informe, pero la seguridad mejorará.

El Banco de Rusia propone cuatro modelos de moneda digital. El primero implica la implementación de monederos electrónicos por parte del banco central a otras instituciones financieras para liquidaciones interbancarias sin la participación de personas naturales y jurídicas, aunque, como menos prometedor, no está previsto un mayor desarrollo. El segundo modelo pone la apertura y mantenimiento de monederos electrónicos bajo el control total del banco central, lo que alarma al sector bancario. Con este modelo, existe el riesgo de salida de liquidez. Los modelos tercero y cuarto brindan a las instituciones financieras y los bancos una serie de funciones intermediarias, que permitirán a los clientes abrir billeteras electrónicas en condiciones familiares y en plataformas y aplicaciones familiares.

Rublo digital en pagos sociales

El estado asigna subsidios a las familias y quiere que estos fondos se gasten exclusivamente en niños. Hoy, no siempre es posible rastrear cómo se gasta el dinero del subsidio. Si estas sumas se pagan en rublos digitales y solo se pueden gastar en tiendas para niños comprando artículos para niños, se resolvería el problema del gasto indebido. Dichos pagos pueden estar codificados por colores: el dinero «azul» se destina a los subsidios, el «rojo» a los pagos de impuestos. Otros pagos también se pueden codificar por colores para evitar su uso indebido.

Otra área prometedora para la moneda digital son los pagos internacionales. Realizar transacciones dentro de un determinado grupo de estados puede resultar más conveniente y mucho más rápido si se utiliza el mecanismo del dinero digital.

Aunque la moneda digital se concibió originalmente como una alternativa a los pagos en efectivo, parece más probable que sustituya a los pagos tradicionales que no son en efectivo. Y ya se está convirtiendo en una fuente de preocupación para los bancos comerciales, ya que afecta sus ingresos por comisiones.

Por lo tanto, ahora la discusión, incluidas las consultas del banco central y los participantes del mercado, no se trata tanto de la introducción de la moneda digital en principio (casi no hay duda de que esto sucederá) sino de qué nuevos servicios podrán ofrecer los bancos. proporcionar a los clientes, por ejemplo, el seguimiento de transferencias, algún tipo de «codificación de colores», programación de contratos inteligentes, etc.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados ​​aquí son solo del autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Víctor Dostov es el director de investigación del Distributed Ledger Technologies Center en la Universidad Estatal de San Petersburgo y presidente de la Asociación Rusa de Remesas y Dinero Electrónico.